EL MANTENIMIENTO DE UNA IMPRESORA CUESTA MENOS QUE REPARARLA O SUSTITUIRLA

EL MANTENIMIENTO DE UNA IMPRESORA CUESTA MENOS QUE REPARARLA O SUSTITUIRLA

Reparar una impresora cuesta casi igual que comprar otra, sin embargo realizar un mantenimiento periódico al aparato sale menos que los dos anteriores procesos.

La compra de un nuevo cartucho cuesta entre el 60 y 90 por ciento del precio total de una impresora nueva. Por tanto, para evitarse estos gastos, el usuario debe realizar mantenimientos periódicos a la impresora.

No obstante, TINTASYTONERS dice que la gente confunde el mantenimiento con la limpieza, cuando ambas son acciones completamente diferentes. “Lo primero es un tema estético, mientras que para lo segundo es necesario desarmar la impresora y luego volver a ensamblarla”, sin desmerecer la limpieza.

El ritmo del mantenimiento de una impresora depende del uso que se le dé. Por ejemplo, si el usuario imprime cada día, es recomendable que lleve la impresora a un técnico (o se desplace) por lo menos 1 vez cada 6 meses. Sin embargo, si el uso no es constante, existen algunos problemas para prolongar la vida útil de la impresora.

CONSEJOS:

El primero consiste en limpiar minuciosamente la impresora mínimamente una vez al mes. Por razones de seguridad, antes de ejecutar esta acción se desconecta la impresora y se la deja enfriar por 40 minutos. Luego se retira el papel, la bandeja de papel y los cartuchos (sin inclinarlos o agitarlos para no provocar fugas). Finalmente se humedece un paño con alcohol y se limpia el interior del aparato

Otro tip útil es usar la impresora por lo menos tres veces a la semana, esto para evitar que la tinta que hay en los cabezales se seque. Además, el usuario debe recargar tinta apenas note que la impresión está bajando de calidad

Es decir, si se observa una línea horizontal en la impresión, lo mejor es dejar de imprimir y recargar tinta. Jamás debe “exprimir” la tinta de los cartuchos.

2 Pasos para desatorar el papel

En caso de que el papel se atasque en la impresora, se debe cancelar la impresión y quitar el papel sin dejar rastros en el aparato. Por ninguna razón se usará objetos metálicos para destrabar el papel porque estos provocan descargas eléctricas y daño en los rodillos.

Elegir el papel adecuado

Elegir un papel común para imprimir imágenes no es recomendable, debido a su porosidad. Cuando un papel es poroso la tinta de la impresora se absorbe y puede llegar a mezclarse. Además, esto agota más rápido la tinta.

RECOMENDACIONES:

No tocar partes electrónicas.

La mayoría de los cartuchos tiene al menos una pieza electrónica (usualmente de color verde) y otros tienen una plaquita de cobre. Tocar alguno de estos componentes al cargar tinta puede causar daños muy severos al cartucho.

No cubrir los cartuchos.

Las personas que cargan sus cartuchos en centros especializados deben saber que al trasladar el dispositivo no pueden cubrir la cabeza de impresión (por donde sale la tinta) con ningún tipo de papel, cinta adhesiva, plástico u otro material.

No temperaturas extremas.

El usuario no debe exponer su cartucho a los rayos solares, ni a condiciones extremas de temperatura. Es recomendable almacenar las piezas en un lugar fresco y seco. Además, para trasladarlo (lleno o vacío) se lo debe poner en una bolsa metálica.

No presionar los cartuchos.

No es recomendable forzar el cartucho para instalarlo o quitarlo de la impresora porque se puede romper alguno de sus componentes o incluso dañar la impresora. Si el cartucho no entra en su posición adecuada, no hará conexión con la impresora.

Impresora de tinta o impresora láser, ¿cuál elegir?

Víctor Sánchez |Especialista en tecnología y licenciado en periodismo y filosofía.

Hasta hace no tanto tiempo, la distinción entre impresoras de tinta e impresoras láser era bastante clara. Los equipos de tinta se dirigían por lo general a los usuarios domésticos y a usos concretos en los que se necesitara una mayor calidad de impresión, mientras que las impresoras láser eran la solución recomendada para las pymes y compañías que tuvieran que realizar labores de impresión constantes.

Pero en los últimos años los fabricantes han potenciado mucho la tecnología de los equipos de tinta, y han creado propuestas como los modelos de la gama Officejet Pro de la marca HP que rompen estas barreras preestablecidas.

Lo primero que deberías hacer antes de elegir por un modelo de impresora es analizar el número de impresiones que se realizas a lo largo del mes. Si este número está por debajo de las 5.000 impresiones mensuales, la elección de un equipo de tinta puede suponer una importante diferencia tanto en ahorro de costes de impresión como en la energía que se gasta. Antes, la barrera entre impresoras de tinta e impresoras láser se situaba de manera general por debajo de las 500 impresiones al mes.

Seguramente, la primera clave para entender cómo ha cambiado el universo de la impresión es desterrar de una vez por todas la idea de que las impresoras de tinta no son una opción válida para las empresas, sobre todo dentro de las pymes. Este prejuicio construido a lo largo de los años (con razón hasta hace no tanto) es uno de los principales motivos que están dificultando la inclusión de las impresoras de inyección de tinta en las oficinas. No obstante, ya existen en el mercado numerosas alternativas que se deben tomar en cuenta a la hora de elegir una impresora para la pyme

Entre ellas hay que destacar la gama HP Officejet Pro de la compañía estadounidense.

Esta gama es capaz de imprimir documentos profesionales con la misma calidad que un modelo láser, pero al mismo tiempo ofrecer un ahorro de coste por página de hasta el 50 por ciento respecto a las impresoras láser comparables.

En general, hablamos de modelos que se sitúan en un rango de precios entre los 300 y los 500 dólares. Claro que estos modelos ya están pensados para aquellas empresas que necesiten mucha velocidad de impresión, hasta el punto que ha sido nombrada como la impresora más rápida del mundo

Otro de los puntos fuertes de esta familia de impresoras de la compañía estadounidense es que aseguran la durabilidad de los documentos que vayamos a imprimir. Gracias a su certificación ISO 11798, alcanzan una mayor resistencia tanto a la luz como al calor o el agua. Y son capaces de permitir a los profesionales un ahorro energético de hasta el 50 por ciento respecto a las impresoras láser. Además, los equipos de tinta también cuentan con la ventaja de que las tareas de limpieza y tratamiento de los desechos son más sencillas.

Todo ello con las mejoras notables que ha ido introduciendo HP en los últimos tiempos en materia de conectividad móvil o eficiencia en el trabajo. Por ejemplo, todos los modelos de la gama cuentan con impresión a doble cara de serie, algo que permitirá a los profesionales ahorrar papel. Con HP ePrint y AirPrint (para iPhone e iPad), los usuarios podrán mandar sus documentos a imprimir desde cualquier lugar a través de sus smartphones y tablets.

Tampoco hay que desdeñar la importancia que puede tener la conectividad WiFi, que permite una mayor flexibilidad a la hora de instalar la impresora en la oficina y que evita tener que pelearse con los cables a la hora de conectarla a la red.

Desde Tintasytoners.Es recomendamos BROTHER, ya que cuentan con 2 años de garantía + 1 año más, si la registras en la web del fabricante.

TIENDA BROTHER TINTASYTONERS